(2) 342 8392 - 312 523 4154 - 310 699 7405 servicios@mudanzasservitrans.com

Pensar en la primera mudanza puede suponer un dolor de cabeza. La idea de que nuestros bienes no lleguen en buen estado, de que nuestra pintura favorita se pueda extraviar o de que nos podamos quedar sin muebles porque se han perdido pueden ser pensamientos comunes cuando se habla de mudanzas nacionales. Te invitamos a seguir leyendo este post para no morir en el intento.

Contratiempos y situaciones que puedes prevenir

Alguna vez hemos escuchado, de amigos cercanos o familiares, que cuando se mudaron fue un completo desastre porque la vajilla llegó incompleta, un televisor se perdió o pasaron 2 noches más en el hotel porque el proceso se retrasó.

Estos son algunos de los problemas más comunes en las mudanzas:

  1. Ignorar protocolos de seguridad.
  2. No tener control sobre el traslado.
  3. Problemas de embotellamiento.
  4. Objetos extraviados o dañados.
  5. Tiempos de mudanza diferentes a los planeados.
  6. Falta de control de inventarios.
  7. No contar con un seguro que respalde cualquier imprevisto que pueda surgir antes, durante o al finalizar el traslado.
  8. Presupuestos diferentes a los estimados.

En fin, no por ello debemos suponer que nos pasará lo mismo; solo hay que tenerlo en cuenta para implementar algunas medidas preventivas que nos ayuden a tener la mejor experiencia. A continuación te compartimos algunas ideas para sortear contratiempos que pueden surgir durante la mudanza:

  1. Clasifica tus artículos. Te ayudará a tener un mejor control de tus pertenencias, algo que agradecerás cuando desempaques.
  2. Rotula todas las cajas. Esto te servirá para identificar cuáles contienen objetos frágiles o electrodomésticos, entre otros, y para tener un mejor control sobre tus bienes.
  3. Ten un plan B de transporte. En ocasiones, las personas que te ayudarán tendrán un imprevisto y no podrán llegar, o tal vez tu auto no encienda ese día. Por ello es importante tener a mano ideas de transporte que pueden ayudarte si esto ocurre.
  4. Ten listo un lugar para quedarte por si la mudanza tarda más tiempo del esperado.
  5. Asegúrate de tener suficiente batería en tu celular por si tienes que utilizar apps como Google Maps, hacer llamadas o enviar algún mensaje.
  6. Revisa rutas alternas. En ocasiones, un embotellamiento o calles en reparación pueden ser algunas de las causas que retrasen tu mudanza. Por ello, es crucial conocer rutas alternas para llegar a tu destino.
  7. Parece irrelevante, pero consultar el clima puede ser de utilidad, ya que, si te vas a mudar a otra ciudad, las condiciones deben ser las más adecuadas para manejar en carretera y, al momento de desempacar, mantener a salvo nuestras pertenencias.
  8. Realiza un presupuesto que incluya posibles contratiempos, como los que se han mencionado anteriormente. De esta manera, tendrás dinero disponible en el momento en el que llegues a necesitarlo.
  9. Asegúrate de conocer los horarios permitidos para mudarte, en caso de que existan. Esto evitará que te tomen por sorpresa y se venga abajo tu planeación.

Asimismo, si contratas servicios profesionales, asegúrate de revisar cuidadosamente los siguientes elementos y determinar qué servicios serán los que contratarás para que no te sorprenda algún imprevisto:

  • Asesoría en embalaje.
  • Tiempos de recolección y entrega oportunos.
  • Ayuda para armar y desarmar productos.
  • Ubicación en tiempo real de tus bienes al inicio, durante y al finalizar el traslado.
  • Servicio de pólizas de seguro que protegerán tus pertenencias ante situaciones inesperadas, como un accidente vehicular o un incendio, entre otras.
  • Control de inventario de salida y de llegada.
  • Cuidado de tus pertenencias.

Mudarse por primera vez puede parecer difícil. Sin embargo, antes de cortar tus alas y abortar la misión, acepta este reto con una actitud positiva y teniendo en cuenta las recomendaciones anteriores. ¡Mucha suerte!